Más reciente

EL BANCO

 

62326159_2221390717981251_6345241312807092224_n

¿Acaso tú no tienes un lugar favorito?

 

 

Un banco en medio de un camino de árboles

puede ser también el de él.

 

Y ahí me hallé,

sentada en la inmensidad

bajo un cielo azul oscuro,

donde el silencio habla en todos sus idiomas

y trae consigo esa brisa cálida

que siempre te anuncia.

 

A mi derecha,

el de tantos nombres

y el de ninguno,

mi todo,

poeta soberano de la vida.

Que perdure la noche por siempre

deseé,

con una calada de humo compartida.

 

  De lado una sonrisa que asoma,

dejando que el asombro disfrute

lo insano y cómodo,

que puede ser también

un instante de esos en la perfección.

Los milagros más grandes

comienzan en los ojos,

ahí donde se lloran las penas del mundo

y se curan las almas.

 

De los suyos,

una lágrima de amor.

Útero de cristal,

que nos hizo latido gemelo,

en las aguas saladas de su sagrada escritura.

 

Bienvenido sea tu nombre

al lado izquierdo,

aunque el claro común de mi mano

te encuentre siempre distraído,

hermano.

 

Lloremos…

 

Que mejor que un padre

para llorar las penas de sus hijos,

que, aunque todo poderoso

no pueda evitarlas,

pero sí que bien sabe acompañarlas

bajo el grito de un búho

que canta tres veces “Santo”.

 

A los ángeles

no siempre se le ven sus alas,

no se regala aquello que antes

de todos los tiempos se otorga

y siendo invisibles a lo aparente

vierten cosquillas sobre sus espaldas.

 

¿Ser más humanos o más ángeles?,

me pregunto.

 

Lo mío siempre ha sido volar,

hasta en la inmensidad de ese mar

del que provengo.

Pero lo que dispones

sin comprender,

lo obedezco.

Para eso,

me regalas tu más preciada colección de sueños

y entonces es cuando

vuelo.

 

Sólo vuelo,

¡Dios, sí que vuelo!

Te sigo rezando sobre tu frente,

“Padre mío, Padre nuestro”

Ya no llores,

descuida,

lo que deba de ser será

y lo acepto.

 

Me quedo con el recuerdo

de tu risa sin sexo,

tu mano en mi hombro,

te quiero…

Sé que sigues aquí,

conmigo,

yo te siento.

Autora:Mariana Regueiro.Ariel


El banco by Mariana Regueiro.Ariel is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en https://vuelvoamimar.blogspot.com/2019/06/el-banco.html

Este poema esta basado en un hecho tan real

como todo lo que sucede en mi vida .

 

Anuncios

CATALEPSIA

b0251374719bd2b5acc64c0923d895b3

 

Dista de ser amor,

lo dicen tus ojos

aunque no me dejes verlos.

No sé si fue traición

o sólo un infortunio,

pero en primavera los colores muertos

se conocen a primera luz del alba.

Cuál de los dos delinquió

nadie puede saberlo,

puede que fueran ambos

y ni siquiera lo supieran.

Bajo la piel brotan

los augurios de una tormenta.

¿Dónde podrían esconderse los pájaros

mejor que en un corazón abandonado?

Pero lo que está claro,

es que lleva desde su infancia

el recuerdo bajo aquel alero viejo

que bien sabía presagiar su fortuna.

Dista de ser amor,

aunque sé que refutará en sueños.

Cruje el pecho,

cómo no conocer sus propias pisadas

intentando huir sin ser visto.

No es cobardía,

sino visionario de un destino que agoniza

y en su desesperación por no dejar de latir,

implora.

¡Se muere!

Cantan las golondrinas al caer la tarde,

sin embargo,

olvidan su dolor con el primer rayo.

Por cobardes los señalan,

no saben que el amor

puede ser la más dulce condena,

pero el desamor

su más amargo reflejo.

Aunque nadie pueda negar sea parte del mismo

y aún sin serlo,

lo sigue siendo.

El amor duerme

hasta que un beso lo despierta.

Algunos tardan trescientos años,

el mío,

lo que tardes tú en volver a mis labios.

Autora: Mariana Regueiro.R. Ariel

Catalepsia by Mariana Regueiro.R. Ariel is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en https://vuelvoamimar.blogspot.com/2019/06/catalepsia.html.

 

DE AMAPOLAS Y RAYOS

50496120_380722825823825_200998387779108864_n (1)
Los inviernos siguen haciendo mella,
al igual que los ladrones de guante blanco
que roban besos a la luna roja.
Su alma baila sola,
pero su boca,
esa si
que sabe a amapolas y rayos.
No es casualidad,
sino una perrería del destino
que se obstina con jugar
a la ruleta rusa a oscuras,
mientras pierde el sentido.
Así que si quieres echarle la culpa
a alguien,
que sea a él
y no a su aroma.
Si eso pregunta a Ulises,
que no la escuchó
pero la vio desnuda
mientras le hizo creer  moría.
En definitiva
el frío se ausentó por siete segundos,
infinitos si,
o al menos eso les pareció a sus labios
que juzgaron y perecieron a la vez.
La noche no suele dejarse probar a menudo,
para eso existen los eclipses
que tientan a los sentidos
a ser permisivos mientras dure.
Si,
mientras dure el invierno
y luego ya verás
como al final,
antes de enamorarse
te olvida,
o al menos es lo que
te hará creer.
Autora: Mariana Regueiro. Ariel

Licencia de Creative Commons
De amapolas y rayos by Mariana Regueiro. Ariel is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en https://vuelvoamimar.blogspot.com/2019/01/de-amapolas-y-rayos.html.

POR SIEMPRE FEBRERO

d97c57e3fd19ccd05a78b84be090a42f
Aquí estoy,
como mariposa monarca
luchando contra mi extinción.
Negada a morir con las alas
jóvenes de vuelo,
desprendo mi luto de gajos en flor
aniquilando los espacios restantes
que nos separan.
Hurgo en la miel del pasado
nutriendo mi piel de ti,
no hay acción más vana que el negarte
y aún si así fuera ,
desvalida mi conciencia
elegiría amarte,
mientras chispean estos mis ojos
tras la hoguera de tu incredulidad.
No puedes verme,
llevo el manto invisible
de la locura y esta audacia
tan poco predecible
que me distingue.
Creo en la hadas que llevan mi cola
por el altar del último universo,
creo si creo,
en  el daltonismo de tu mirada
cuando sientes palpitar mi corazón.
Y es amor
si que lo es,
lo que desconoces de mi nombre,
lo pintó Dalí
mientras me desnudaba
entre óleos etéreos de una nueva Venus.
De salitre y espuma
mi pelo flamea ocasos,
en el vientre de un mar
que me compuso en auroras
sólo para ti.
Te miro rezando tu sueño
y bailas desdoblando tu pecho
por sentirme propia,
no presumas de iluso,
sabes que te vi en mas de mil senos nacer.
No es magia,
solo mi voz que canta en la séptima
sinfonía de tu hipnótico llanto.
Se escucha un arpa de ángeles caídos
y no son más que mis pestañas afinando
tu melodía al recordarme.
Llevo bajo mi mentón
la altivez del verso,
como ves,
no es común lo que me distingue,
pero le honro homenaje en el beso silente
con el que te recito cada noche.
La última vida promete,
pero no deseo saber cual es,
me cansé de morir despierta
mientras te extraño.
Déjame entonces te viva
bajo el arco de los deseos,
donde te cumplo soplando fantasmas.
Que me queme nuevamente el fuego
si me equivoco,
prefiero antes arder,
a perderme una vez más
en el agujero negro de las promesas
que nunca te veré cumplir.
Cuarenta y siete quimeras
condenada a enamorarme,
siempre en el mismo instante
de ese febrero,
donde las sirenas vuelven a nacer.
Autora: Mariana Regueiro. Ariel

DESTIEMPOS

50259883_365219194261911_88273024020643840_n
Reconozco que el hecho
de pensarte
me deja expuesta,
tal vez porque lo que soy
está allí, en ti,en tus ojos.
Nadie me ha querido así
con tan pocas palabras,
pero tan como quieres tú,
como siempre
en mis sueños estúpidos
quise me quieran.
Desconozco los por siempre,
nunca me he quedado
a verlos amanecer,
es que no podía saberlos muertos .
Ahora va de que no puedo dormir
por esperar verlos salir tras tu sonrisa .
Y si, puedes pensar,
si murieran qué pasaría.
Y yo diría ,
que no tengo miedo
a que llegue mi hora,
porque hoy soy en ti
y mañana poco importa.
O al menos es lo que quiero creer
o que tú bien lo creas.
Algunos tanto y otros tan poco,
sueles decir,
y entre tanto y tanto
camina descalza
tu silueta por la pared,
sin importarte
perder el sueño por mirarme
y yo sigo aquí
esperando regreses conmigo
y me hagas eternamente
tu siempre .
Como ves la noche promete
un día de sol ,
y yo tal vez,
tal vez prometa
quedarme a verlo.
Autora: Mariana Regueiro.Ariel

Licencia de Creative Commons
Destiempos by Mariana Regueiro.Ariel is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en https://vuelvoamimar.blogspot.com/2019/01/destiempos.html.

AMOR PERDIDO

44633258_1993848377582996_3928696633935527936_n

 

Esto más que un grito

es un reclamo de lo que amando

no tengo y persigo.

Me falta mi tercera costilla

la de la semejanza,

la del pecado,

la del paraíso

que nunca conocí

y ya ni sé si exista.

Me faltas tú,

me falto yo mismo.

Cómo se puede echar en falta

aquello que nunca se vio,

no lo sé.

Sin embargo

me haces falta

y no te tengo.

La tercera, sí.

Esa que supongo elegí,

pero se me hurtó

y no hubo tiempo

de abrazos ni besos.

Me miro al espejo

y me falta vida

para completar mis ganas de vivir.

No sueño, pero te sueño

y existes

al otro lado del iris

respirando mi nombre

y yo aquí negando inventarme el tuyo

por miedo.

El tercer peldaño está hueco

se llenó de polvo astral

y de el cuelgan mis pies

mientras te pienso.

Me niego a fantasear con

tu mentón o tus manos,

pero inevitablemente

está ocurriendo.

Y una vez más,

 te echo de menos.

Hoy vi como bailaban las estrellas,

caía en fuga un deseo

y se llevaba la estela de mis sueños.

Hoy vi como la osa mayor

 me guiñaba un ojo

y me dedicaba un beso.

Y supe que ya no había razón

para echarte de menos.

Bailaba un olor dulce frente al espejo

traía consigo un lejano recuerdo,

fue entonces cuando te vi

vestida de risas

y con tus pies en punta

marcando destellos.

Te sentaste

y los dejaste caer

de un peldaño hueco.

Eras tú,

lo sé.

La de mi tercera costilla,

la de la semejanza,

la del pecado

y de ese paraíso,

 que al final

siempre fue nuestro.

Y si el creador fuera mujer

y escribiera historias de amor…

¿Qué crees hubiera escrito al séptimo día?

Quizás tu historia, la de ella o

la de mi mismo cielo.

Autora:Mariana R.Regueiro. Ariel



Amor Perdido by Mariana R.Regueiro.Ariel is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en https://vuelvoamimar.blogspot.com/2018/10/amor-perdido.html.

ALEGATO

44522730_352926158807752_7263416127106056192_n

Estoy más firme en la cornisa

que entre tus brazos.

No sé amar dicen…

Me presientes irreal

y dejas caer redes

sobre mis pestañas.

Mar de tinta negra,

voces que se pierden

y al final

amo imperfectamente

a mi manera.

Prefiero mariposas

del color de tus ojos

en vuelo alto

y que de tanto en tanto

se asome una sonrisa

del acorde de las notas

de tus dedos.

No sé amar dicen …

Lo cierto es

que no tengo lágrimas

que refuten tu ira,

las tiré a la fuente

donde duermen

al desnudo los sentimientos

y juegan a saltar charcos

de una lluvia que no les pertenece.

Insurgente el detonante de mis latidos

desemboca al final

de donde frunce el ceño

el cielo cuando ríe.

Desde mi piedra

 tengo su mejor vista

y repito el milagro de amar así,

así de chiquito.

Tan chiquito como el universo

que habita en tu lunar preferido,

 sí el de mi espalda,

así de chiquito e infinito.

No sé amar dicen …

Puede que hasta razón tengan,

pero no veas

cuanto difiere del común

este analfabeto y estúpido

 corazón de sirena .

No sé amar dices…

y te entiendo .

Autora: Mariana Regueiro . Ariel

Licencia de Creative Commons
Alegato by Mariana Rodriguez Regueiro. Ariel is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en https://vuelvoamimar.blogspot.com/2018/10/alegato.html.

AMOR

 

45780902_328818481269492_8256216298820730880_n

 

Para mí es azul,

para ti no sé.

Espontáneo,

trabajado,

verdadero

y otras veces mentiroso.

Dulce,

amargo

y hasta agridulce.

Doloroso

y espinoso;

aunque mayormente

delicado y

obnubilado.

A paso lento

y en cuenta gotas.

Mi preferido a quemarropa.

Prestado,

regalado

y si sabes esperar

merecido,

dibujado,

trazado.

Rayado,

descerebrado,

cabeza hueca,

pero nunca pensado.

Idealizado,

flechado,

predestinado

y hasta postergado.

Por siempre,

nunca llegó

y hasta Penélope lo esperó.

Con nata y caramelo,

de nueve semanas

y media de encaje.

De espérame no tardes,

de pie y con pantalones.

Con velas y de telón

una sinfónica de toques.

Con ojos mojados,

o labios que lloran.

Puede que hoy viaje a tu lado

o tal vez algún día

te lo vuelvas a encontrar.

De al lado,

de enfrente,

del otro lado del mundo

o la galaxia.

Imposible,

versado,

de tierra, agua, aire o fuego.

De Aries hasta Piscis,

de ascendente o descendente.

De había una vez,

donde hubo cenizas

o lo que el viento se llevó.

Con perdices

o a pan y agua

 como decía mi madre.

A morir,

hasta que la muerte nos separe

o no vivió para sentirlo.

De siempre te querré,

del odio a él sólo un paso.

De príncipes cabrones

o sapitos inolvidables.

De hilos rojos y dedos corazón,

a mitad de la manzana o

 media naranja.

De Alfonsina,

Frida

o Neruda.

De un pensamiento

que tuvo Dios

aburrido en su habitación.

De jueves,

viernes de brujas

o un lunes polizón.

De luna llena,

de madrugadas de enero,

 lluvias de Mayo

o un noviembre que se estremeció.

De un bésame en esta esquina,

de los versos más dulces

 para Julieta en su balcón.

A las siete de la tarde

cuando la plaza se vacía,

entre los granos de arena

que contaba aquel loco corazón

O el tuyo,

Entre sábanas de desvelo

con un “Quieres ser mi novia 

por siempre mi amor? ”

Y el mío

que cambió al destino

su cola por piernas

y en un bostezo

de caracola

con un “Si quiero”

 lo invitaba a crear el amor…

Autora: Mariana Regueiro. Ariel

46130678_340362716543837_6414668978110595072_n

Licencia de Creative Commons

Amor by Mariana Regueiro.Ariel is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.

Creado a partir de la obra en https://vuelvoamimar.blogspot.com/2018/11/amor.html.

 

 

PETRICOR

Pasó un ángel,
pasó el tiempo,
pasó la vida,
pasaste tú.
Se guardó
la última gota de lluvia,
una brisa con sonido a río
y un claro de luna de dos.
Cada noche entraba polizón
un vago recuerdo
a su corazón,
 con aquella nostalgia abatida
que tarareaba
algunas notas de una vieja canción.
De tanto en tanto
se tentaba la mirada
y caía en la cuenta
de tanta agua que corrió,
podría decirse
demasiada entre los dos.
Pasó la última de las tormentas,
se llevo todo
y nada,
nada dejó.
Pasó un ángel,
pasó el tiempo,
pasó la vida,
pasaste tú.
Pasaron distraídas las palabras
y sin decir nada
el mundo de su boca se enmudeció.
Como baluarte de su existencia
unas pocas caricias
y unas manos frías en alguna descreída oración.
Pasó un beso mojado
temblando de frío
y entre líneas de unos versos
desapareció.
Pasó el último tren del encuentro,
pero eso sí,
le dejó un halo de luz,
unas líneas costeando sus ojos,
varias enseñanzas
y una ausencia.
Pasó una lluvia eterna
y aún en su piel
siete vidas después,
sigues siendo
 “Tú”

Autora:Mariana Regueiro.Ariel
Licencia de Creative Commons
Petricor by Mariana Regueiro. Ariel is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en https://vuelvoamimar.blogspot.com/2018/10/petricor.html.

TOCA Y LO SABES

587d4c8cf319adb6dcee62f6aebffaf2

 

Hoy toca cita con el amor,
es tarde de mariposas azules
y el corazón lo sabe.
La hora precisa la pone
un siete de copas
y un as de diamantes
por si se retrasa.
Hoy toca cita con el amor,
es tarde de cielos dorados
y un te extraño,
no tardes.
La espera lo aguarda tumbada,
melodía desnuda de un
no podrás olvidarme.
Hoy toca cita con el amor,
es tarde de medias con redes
y un claro a orillas de los labios
para dejarse atrapar.
Si te provoca empezar por su boca
puede que hasta lluevan gotitas
de bésame mucho y vuélveme a amar.

Autora: Mariana Regueiro. R. Ariel

Licencia de Creative Commons
Toca y me sabes by Mariana Regueiro.R. Ariel is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en https://www.facebook.com/lujuriayerotismo/photos/a.1109805562493636.1073741830.1109746035832922/1113495132124679/?type=3&theater.

EL BLOG DE MAO

POEMAS.... LETRAS QUE EXPRESA EL CORAZON

Por el placer de escribir

Blog personal e intransferible

Lizet Alvarez Villazán

Soltando las alas del alma al amor, a la amistad y a la vida. Intento de avivar a los angeles y adormecer a los demonios.

La caricia del gato negro

Blog literario de Andoni Abenójar

Historias de una verdad

¿Quieres conocer sucesos que están más cerca de ti de lo que imaginas? Adéntrate y siéntelos.

Desahogos

Des-ahogos im-presindibles

elamorquenuncafue

MI HiSTORIA EN un BLOGS🦋🦋🦋🦋🦋🦋🦋🦋🦋🦋

Lihem Ben Sayel

-Memorias de una Princesa-

¿Tienes Hora?

Si nos preguntan la hora, no es necesario explicar como funciona un reloj ...

Songs of my Soul

Pequeñas canciones de mi alma para liberar las mariposas de mi mente.

ginescarrascoso.wordpress.com/

PALABRA DE ATARDECER

Rebe & Miau

Una forma diferente de estar en el mundo

La Gacha Manzana Equis

Aquí escribe el jabonero porque el que no cae resbala

ANIBAL ANDRES CHAILA [(aachflrtucuar)]😃👍

Hola soy Anibal Andres Chaila. Me pueden encontrar en las siguientes aplicacciones y e-mail: GOOGLE,YAHOO,TWITTER,FACEBOOK aachflrtucuar@gmail.com aachflrtucuar@yahoo.com.ar Nos vemos. 😃👍

El templo de Salomón

Describir la tragicomedia de la vida y comparaciones.