Más reciente

AMOR PERDIDO

44633258_1993848377582996_3928696633935527936_n

 

Esto más que un grito

es un reclamo de lo que amando

no tengo y persigo.

Me falta mi tercera costilla

la de la semejanza,

la del pecado,

la del paraíso

que nunca conocí

y ya ni sé si exista.

Me faltas tú,

me falto yo mismo.

Cómo se puede echar en falta

aquello que nunca se vio,

no lo sé.

Sin embargo

me haces falta

y no te tengo.

La tercera, sí.

Esa que supongo elegí,

pero se me hurtó

y no hubo tiempo

de abrazos ni besos.

Me miro al espejo

y me falta vida

para completar mis ganas de vivir.

No sueño, pero te sueño

y existes

al otro lado del iris

respirando mi nombre

y yo aquí negando inventarme el tuyo

por miedo.

El tercer peldaño está hueco

se llenó de polvo astral

y de el cuelgan mis pies

mientras te pienso.

Me niego a fantasear con

tu mentón o tus manos,

pero inevitablemente

está ocurriendo.

Y una vez más,

 te echo de menos.

Hoy vi como bailaban las estrellas,

caía en fuga un deseo

y se llevaba la estela de mis sueños.

Hoy vi como la osa mayor

 me guiñaba un ojo

y me dedicaba un beso.

Y supe que ya no había razón

para echarte de menos.

Bailaba un olor dulce frente al espejo

traía consigo un lejano recuerdo,

fue entonces cuando te vi

vestida de risas

y con tus pies en punta

marcando destellos.

Te sentaste

y los dejaste caer

de un peldaño hueco.

Eras tú,

lo sé.

La de mi tercera costilla,

la de la semejanza,

la del pecado

y de ese paraíso,

 que al final

siempre fue nuestro.

Y si el creador fuera mujer

y escribiera historias de amor…

¿Qué crees hubiera escrito al séptimo día?

Quizás tu historia, la de ella o

la de mi mismo cielo.

Autora:Mariana R.Regueiro. Ariel



Amor Perdido by Mariana R.Regueiro.Ariel is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en https://vuelvoamimar.blogspot.com/2018/10/amor-perdido.html.

Anuncios

ALEGATO

44522730_352926158807752_7263416127106056192_n

Estoy más firme en la cornisa

que entre tus brazos.

No sé amar dicen…

Me presientes irreal

y dejas caer redes

sobre mis pestañas.

Mar de tinta negra,

voces que se pierden

y al final

amo imperfectamente

a mi manera.

Prefiero mariposas

del color de tus ojos

en vuelo alto

y que de tanto en tanto

se asome una sonrisa

del acorde de las notas

de tus dedos.

No sé amar dicen …

Lo cierto es

que no tengo lágrimas

que refuten tu ira,

las tiré a la fuente

donde duermen

al desnudo los sentimientos

y juegan a saltar charcos

de una lluvia que no les pertenece.

Insurgente el detonante de mis latidos

desemboca al final

de donde frunce el ceño

el cielo cuando ríe.

Desde mi piedra

 tengo su mejor vista

y repito el milagro de amar así,

así de chiquito.

Tan chiquito como el universo

que habita en tu lunar preferido,

 sí el de mi espalda,

así de chiquito e infinito.

No sé amar dicen …

Puede que hasta razón tengan,

pero no veas

cuanto difiere del común

este analfabeto y estúpido

 corazón de sirena .

No sé amar dices…

y te entiendo .

Autora: Mariana Regueiro . Ariel

Licencia de Creative Commons
Alegato by Mariana Rodriguez Regueiro. Ariel is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en https://vuelvoamimar.blogspot.com/2018/10/alegato.html.

AMOR

 

45780902_328818481269492_8256216298820730880_n

 

Para mí es azul,

para ti no sé.

Espontáneo,

trabajado,

verdadero

y otras veces mentiroso.

Dulce,

amargo

y hasta agridulce.

Doloroso

y espinoso;

aunque mayormente

delicado y

obnubilado.

A paso lento

y en cuenta gotas.

Mi preferido a quemarropa.

Prestado,

regalado

y si sabes esperar

merecido,

dibujado,

trazado.

Rayado,

descerebrado,

cabeza hueca,

pero nunca pensado.

Idealizado,

flechado,

predestinado

y hasta postergado.

Por siempre,

nunca llegó

y hasta Penélope lo esperó.

Con nata y caramelo,

de nueve semanas

y media de encaje.

De espérame no tardes,

de pie y con pantalones.

Con velas y de telón

una sinfónica de toques.

Con ojos mojados,

o labios que lloran.

Puede que hoy viaje a tu lado

o tal vez algún día

te lo vuelvas a encontrar.

De al lado,

de enfrente,

del otro lado del mundo

o la galaxia.

Imposible,

versado,

de tierra, agua, aire o fuego.

De Aries hasta Piscis,

de ascendente o descendente.

De había una vez,

donde hubo cenizas

o lo que el viento se llevó.

Con perdices

o a pan y agua

 como decía mi madre.

A morir,

hasta que la muerte nos separe

o no vivió para sentirlo.

De siempre te querré,

del odio a él sólo un paso.

De príncipes cabrones

o sapitos inolvidables.

De hilos rojos y dedos corazón,

a mitad de la manzana o

 media naranja.

De Alfonsina,

Frida

o Neruda.

De un pensamiento

que tuvo Dios

aburrido en su habitación.

De jueves,

viernes de brujas

o un lunes polizón.

De luna llena,

de madrugadas de enero,

 lluvias de Mayo

o un noviembre que se estremeció.

De un bésame en esta esquina,

de los versos más dulces

 para Julieta en su balcón.

A las siete de la tarde

cuando la plaza se vacía,

entre los granos de arena

que contaba aquel loco corazón

O el tuyo,

Entre sábanas de desvelo

con un “Quieres ser mi novia 

por siempre mi amor? ”

Y el mío

que cambió al destino

su cola por piernas

y en un bostezo

de caracola

con un “Si quiero”

 lo invitaba a crear el amor…

Autora: Mariana Regueiro. Ariel

46130678_340362716543837_6414668978110595072_n

Licencia de Creative Commons

Amor by Mariana Regueiro.Ariel is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.

Creado a partir de la obra en https://vuelvoamimar.blogspot.com/2018/11/amor.html.

 

 

PETRICOR

Pasó un ángel,
pasó el tiempo,
pasó la vida,
pasaste tú.
Se guardó
la última gota de lluvia,
una brisa con sonido a río
y un claro de luna de dos.
Cada noche entraba polizón
un vago recuerdo
a su corazón,
 con aquella nostalgia abatida
que tarareaba
algunas notas de una vieja canción.
De tanto en tanto
se tentaba la mirada
y caía en la cuenta
de tanta agua que corrió,
podría decirse
demasiada entre los dos.
Pasó la última de las tormentas,
se llevo todo
y nada,
nada dejó.
Pasó un ángel,
pasó el tiempo,
pasó la vida,
pasaste tú.
Pasaron distraídas las palabras
y sin decir nada
el mundo de su boca se enmudeció.
Como baluarte de su existencia
unas pocas caricias
y unas manos frías en alguna descreída oración.
Pasó un beso mojado
temblando de frío
y entre líneas de unos versos
desapareció.
Pasó el último tren del encuentro,
pero eso sí,
le dejó un halo de luz,
unas líneas costeando sus ojos,
varias enseñanzas
y una ausencia.
Pasó una lluvia eterna
y aún en su piel
siete vidas después,
sigues siendo
 “Tú”

Autora:Mariana Regueiro.Ariel
Licencia de Creative Commons
Petricor by Mariana Regueiro. Ariel is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en https://vuelvoamimar.blogspot.com/2018/10/petricor.html.

TOCA Y LO SABES

587d4c8cf319adb6dcee62f6aebffaf2

 

Hoy toca cita con el amor,
es tarde de mariposas azules
y el corazón lo sabe.
La hora precisa la pone
un siete de copas
y un as de diamantes
por si se retrasa.
Hoy toca cita con el amor,
es tarde de cielos dorados
y un te extraño,
no tardes.
La espera lo aguarda tumbada,
melodía desnuda de un
no podrás olvidarme.
Hoy toca cita con el amor,
es tarde de medias con redes
y un claro a orillas de los labios
para dejarse atrapar.
Si te provoca empezar por su boca
puede que hasta lluevan gotitas
de bésame mucho y vuélveme a amar.

Autora: Mariana Regueiro. R. Ariel

Licencia de Creative Commons
Toca y me sabes by Mariana Regueiro.R. Ariel is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en https://www.facebook.com/lujuriayerotismo/photos/a.1109805562493636.1073741830.1109746035832922/1113495132124679/?type=3&theater.

TRAZOS DE GOZO

image

Donde la noche se rinde y destila olores
son las musas dueñas de su arte.

Labios carmesíes saborean sortilegios,
mientras gotas de pudor se derraman en su lengua.
Son sus dedos jinetes del descaro
que se enroscan en los bordes de su picardía.
Sedienta del perfume que invoca cual lujuria
se corrompe entre hebras del desnudo,
no es más que un vitro de niebla quien deja traslucir
de sus montes,
los botones de su infierno.

Frente a un lecho de fuego
él sin razón la describe con su mente,
sin saber que su presencia se figura en su torso
y sólo un dedo le eriza en vertical su hombría.
Las agujas se clavan en su espera,
son las ganas que arrebatan arañazos a su gusto
y un aliento le hace agua su deleite al oído.
Su figura se proclama poseedora en el trasluz de su mirada
donde un suelo cómplice les sirve de lienzo
y un ritual acompasa sus jadeos.

Ella tira de la cuerda de sus manos hasta el limbo
y las sombras les conceden los deseos.
Vibran las columnas de lo existente
mientras él se derrama ante su furia.
De la miel en delirio se enciende la tiranía
quien se arrastra cual serpiente
y se come lo prohibido.
De éxtasis lloran a dúo los gemidos
perfilando el sabor de sus senos,
pequeña se hace la muerte entre diáfanos muslos
y un lapsus de dulzura se entrelaza en sus cabellos.

No fue un sueño lo que en sus sábanas
le dejó marcado en rouge su nombre.

Autora: Mariana Regueiro.R. Ariel

 Licencia de Creative Commons
Trazos de gozo by Mariana Regueiro. R. Ariel is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en https://www.facebook.com/lujuriayerotismo/photos/a.1109805562493636.1073741830.1109746035832922/1109802982493894/?type=3&theater.

FUÉGUEME

6178349e60c531092180fa175fe0d223

Usted podría hacer de mi
lo que mande.
Se lo dicen mis piernas
con ese chasquido que brota
en el roce del
“Quiero”.
Festejan un cortejo
de una mirada esquiva
y persisten entre cruces
a descruces del
“Míreme”.
Hay labios que no hablan,
ni falta que hace,
pero convencen.
Sobrios,
pintados de carne,
entreabren sus puertas
e invitan al sorbo del
“Béseme”.
No es descaro que mis dedos
se abaniquen los cabellos,
ni me muestre desesperada
al pronunciarlos por mi escote.
No se crea es fácil,
“Un hasta la madrugada
en mi cama”,
pero créame
la tiene tendida
y por puro abuso
le dirá:
– “Usted puede hacer de mí
lo que yo le diga”.

Autora : Mariana Regueiro R. Ariel

 Licencia de Creative Commons
Fuégueme by Mariana Regueiro R. Ariel is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en https://www.facebook.com/lujuriayerotismo/photos/a.1109805562493636.1073741830.1109746035832922/1114807948660064/?type=3&theater.

CUMULONIMBUS

26856739_547442732315169_823571515_n.png

 

Estás justo donde quiero que estés,

a las puertas de mi locura,

a cuarenta y siete escalones que has creado hasta los cielos

sólo para mí.

Donde tu mirada le da la mano a la mía

para dar un paseo en cometa

dejando de estela

mis suspiros.

Cada tanto se descuelgan estrellas

que hacen fugaces mis espasmos

y le dejan de regalo mi voz a la luna

pronunciando tu nombre.

Estás justo donde deseo que estés,

a siete besos de mis labios,

a tres palmos del éxtasis.

Allí donde mis manos son tu brújula

a mí punto “G”

y a las lágrimas que ahora habitan en tu boca.

Donde tu pluma me desvela sin importar si es de día o de noche

y haces en pocos versos,

de mí,

la mejor de las poesías.

Estás justo donde siempre quise que estuvieras,

entre mis piernas.

Autora: Mariana Regueiro. R. Ariel

 

Licencia de Creative Commons
Cumulonimbus by Mariana Regueiro R. Ariel is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en https://www.facebook.com/lujuriayerotismo/photos/a.1109805562493636.1073741830.1109746035832922/1111909612283231/?type=3&theater.

 

SOL EDAD

IMG_20180316_130753.png

 

Imagen extraída de internet

 

Ya no florecen margaritas en mi jardín,

sólo conservo alguna maceta de menta

para aromar mis días y

aquel clavel del aire

que tanta gracia te daba,

ya sabes,

por su empeño a vivir colgado a mi balcón.

Por cierto,

sigue empecinado en ser el único

que me ve despeinada,

según él,

nada presume de ser más natural

aunque el tiempo me vista como a él.

 

Ya no florecen margaritas en mi jardín,

los pajaritos pasan de largo y

hasta el sol madruga peñascos

en otros horizontes muy lejanos.

Cómo crees,

los inviernos relatan la costumbre

de dejar mis pies helados,

pero eso sí,

cuando vuelva la primavera

escribiré una carta al amor que nos tuvimos

y que se quedó a las puertas de nuestro otoño.

Pero no creas estoy a disgusto,

al fin y al cabo, son sólo margaritas

y mientras hay quienes las deshojan

yo les hago versos,

 y para eso,

mejor ausentes.

 

Ya no florecen margaritas en mi jardín,

puede que no les guste el encierro

y prefirieron mejor unos ojales

de algún viajante soñador.

Algunas salpican óleos contra mis rincones

y en un jarrón ajado por el tiempo

duermen sus pinceles.

Dicen que sueñan con un jardín,

aunque dudo sea el mío.

Si tuviera que decir que más extraño de ellas,

sería como cuando niña mis yemas lucían de abejas,

mientras volaba entre sus campos

aduciendo que de mayor

tendría un jardín así.

Sabes,

yo no las culpo,

si fuera como ellas

preferiría volar en el último soplo de un aire frío

a morir en la interrogante de alguien sin valor.

 

Ya no florecen margaritas en mi jardín,

pero dime:

-y aún me quieres?

 

Autora: Mariana Regueiro. Ariel 


Sol edad by Mariana Regueiro . Ariel is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en https://vuelvoamimar.blogspot.com.es/2018/03/sol-edad.html

A TI, QUE TE LLAMAN MUJER

580367_10151188313963308_733761185_n.jpg

A ti
que duermes en los colores del arco iris
que se pintaron en mis ojos,
amarillo como el maíz que creció en mi seno,
deja que tu corazón te hable sobre mi memoria
que no es más que la tuya haciendo juego.
Siéntate sobre mi regazo a pescar estrellas,
las mismas que están bordadas sobre tu lienzo.
Deja que te hable bien bajito
de los cuentos de nuestra historia,
no hay más que brujas con un mismo rostro
en las llamas de un universo que nos hace fuego.
Sé, que puedes escuchar cómo te canta el río
mientras con mis manos enjuago tu pelo,
qué no es más negro que el mío
o que aquella noche ancestral
de la que el viento ha escrito.

A ti
que guardas bajo tu falda
mares rojos de mis cuencos
y masticas hojarasca seca de
mis brotes de sueños,
rompe cadenas de desarraigo
como lágrima de cántaro nuevo.
Bajo el chopo de las penas
que queden todos los llantos,
sabré lamer cicatrices de cortezas de antaño
y a tus labios
mi saber decorará silencios.
Más nunca calles mis latidos,
déjalos correr bajo el puente del descreído,
por si sólo hablará mi tiempo.

Cuando llegue tu hora
alza tu mirada al cielo,
allí mora guardiana la luna de nuestro credo
la misma que nutre el ópalo sagrado
propio de la matriz que tu amor crea.
Tú que vives dentro del hombre
y te llaman mujer,
a ti,
que te he elegido
hermana de las raíces de
esta tu madre tierra,
hónrame que yo
te venero.

Autora: Mariana Regueiro. Ariel


A ti, que te llaman mujer by Mariana Regueiro. Ariel is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en https://vuelvoamimar.blogspot.com.es/2018/03/a-ti-que-te-llaman-mujer.html

Lihem Ben Sayel

-Memorias de una Princesa-

¿Tienes Hora?

Si nos preguntan la hora, no es necesario explicar como funciona un reloj ...

Songs of my Soul

Pequeñas canciones de mi alma para intentar liberar las mariposas de mi mente.

ginescarrascoso.wordpress.com/

PALABRA DE ATARDECER

Rebe & Miau

Una forma diferente de estar en el mundo

La Gacha Manzana Equis

Aquí escribe el jabonero porque el que no cae resbala

ANIBAL ANDRES CHAILA [(aachflrtucuar)]😃👍

Hola soy Anibal Andres Chaila. Me pueden encontrar en las siguientes aplicacciones y e-mail: GOOGLE,YAHOO,TWITTER,FACEBOOK aachflrtucuar@gmail.com aachflrtucuar@yahoo.com.ar Nos vemos. 😃👍

El templo de Salomón

Describir la tragicomedia de la vida y comparaciones.

Berkanaluz

Poesía, pensamientos y palabras.

Reflexiones al borde de los cuarenta

Reflexiones, ideas, pensamientos, poemas, amores y odios.

TEJIENDO LAS PALABRAS

CON LOS HILOS INVISIBLES DEL ALMA

POESÍA JAPONESA DE ELFICAROSA.

UN LUGAR DONDE ESCRIBO LO QUE SIENTE MI ALMA.

Gocho Versolari, Obra Poética

Este Blog reúne la obra poética de Gocho Versolari, poeta argentino, residente en Estados Unidos. Muchos de sus textos, están acompañados de videos con el fin de integrar la palabra a la imagen y al sonido en procura de una percepción global del mundo, producto de una mítica presente en nosotros desde nuestros inicios como humanos.

despacitoyconbuenaletrasite.wordpress.com/

Porque a fuego lento las cosas saben mejor...